Seguramente todos los que trabajamos en tecnología, conocemos el “Manifiesto por el desarrollo ágil de software”. La idea y los principios generales que están detrás de este manifiesto pueden ser útiles para otros procesos, como por ejemplo la gestión de riesgos. Por eso es que hicimos esta “versión” del manifiesto para la gestión ágil de riesgos. Si bien tenemos un sesgo hacia la gestión de riesgos tecnológicos, aplica para cualquier tipo de riesgos a los que está expuesta una organización.

Manifiesto por la gestión ágil de riesgos

Estamos descubriendo formas mejores de gestionar riesgos, tanto por nuestra propia experiencia como ayudando a terceros. A través de este trabajo hemos aprendido a valorar:

Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas

Riesgos tratados sobre documentación exhaustiva

Colaboración con las partes interesadas sobre negociación de acuerdos

Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

Esto es, aunque valoramos los elementos de la derecha, valoramos más los de la izquierda.

Principios del manifiesto por la gestión ágil de riesgos

Seguimos estos principios:

  1. Nuestra mayor prioridad es generar valor para la organización, mediante la reducción temprana y continua de los riesgos asociados a los objetivos del negocio.
  2. Aceptamos entornos cambiantes, incluso en etapas tardías del análisis. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para proporcionar ventajas competitivas a la organización.
  3. Entregamos reportes de riesgos actualizados frecuentemente, entre unas semanas a unos meses, con preferencia a los períodos más cortos.
  4. Los responsables del negocio y los analistas de riesgo deben trabajar en conjunto en forma cotidiana durante todo el proyecto.
  5. Los proyectos se construyen en torno a individuos motivados. Hay que darles el entorno y el apoyo que necesitan y confiarles la ejecución del trabajo.
  6. El método más eficiente y efectivo de comunicar información desde y entre el equipo de análisis de riesgos es la conversación cara a cara.
  7. Los riesgos tratados son la medida principal de progreso.
  8. Los procesos ágiles promueven el análisis sostenible. Los promotores, analistas y personas del negocio deben ser capaces de mantener un ritmo constante de forma indefinida.
  9. La atención continua a la excelencia técnica y buenos marcos de trabajo mejoran la agilidad.
  10. La simplicidad, o el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado, es esencial.
  11. Preferimos un tratamiento de riesgos bueno hoy, que uno perfecto mañana, la oportunidad del análisis es esencial para entregar valor.
  12. Los mejores análisis, evaluaciones y tratamientos, emergen de equipos auto organizados
  13. A intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre como ser más efectivo y ajusta y perfecciona su comportamiento en consecuencia.