Nuestros clientes usan cada vez más internet, los hackers cada vez se especializan más, las empresas necesitan brindar cada vez más servicios online. Los riesgos son más y con efectos mayores. ¿Cómo actuar frente a esta realidad respecto a la seguridad de nuestra información?

Cuando pensamos en seguridad, en seguida surge la duda: “Si nunca hicimos nada por la seguridad de nuestra empresa, ¿Por qué empezar ahora?”. En primer lugar, tenemos que tener en cuenta que el no tener controles que nos alerten sobre potenciales incidentes de seguridad, no significa que no ocurran, sólo que no los vemos.

Por otro lado, el crecimiento exponencial en el uso de internet por parte de los usuarios y empresas en los últimos años tiene consecuencias importantes para la seguridad. Esta es una tendencia que la pandemia potenció y que no va a retroceder.

Según el Internet Society Impact Report 2021 el tráfico de datos se multiplicó por 285 desde el año 2011 y el cibercrimen se multiplicó por 6 desde el inicio de la pandemia.

Una mayor cantidad de usuarios significa una mayor cantidad de clientes que las empresas pueden aprovechar, pero también una mayor cantidad de información que deben manejar y cuidar.

Además, los clientes esperan y reclaman más servicios online, para poder realizar gestiones sin la necesidad de concurrir a una oficina física o tener que hablar por teléfono con otra persona y a cualquier hora del día.

Pero no todo es color de rosa, ya que más clientes, más información y más servicios, aumentan el potencial rédito para los (ciber)delincuentes. Por eso cada vez es más común escuchar en las noticias que las empresas, las personas y hasta los gobiernos son víctimas de todo tipo de ataques informáticos.

Finalmente, la seguridad siempre se traduce en una ecuación de riesgos, donde debemos poner en la balanza los efectos de la materialización de esos riesgos y las acciones que estamos dispuestos a tomar con el fin de mitigarlos. En este caso los riesgos han aumentado, tanto en probabilidad de ocurrencia como en los potenciales efectos, por lo que es necesario tenerlos muy en cuenta.

Entonces, respondiendo a la pregunta del título de este artículo, ¿Por qué seguridad? ¿Por qué ahora? Porque hay más clientes, porque hay más hackers, porque se quieren dar más servicios online. En resumen, porque hay más cantidad de riesgos y estos riesgos son más grandes.

En BlackPitbull trabajamos para colaborar en ese trabajo de evaluación de riesgos, con una herramienta que permite realizar un análisis de riesgos completo y alineado a la norma ISO 27.005 de forma simple y en menos tiempo.

Si estás interesado, contactanos [email protected] o podés ver nuestra demo en menos de 10 minutos aquí: https://www.youtube.com/watch?v=GWk1giwTzX8